Natalia llevaba varios días en el hospital, pero en Francia no figuraba aún como desaparecida