Los pequeños de Podemos e Izquierda Unida se convierten en protagonistas contra el cambio climático