Padre del colegio anexo a la explosión: “Gracias a la nieve no había niños en el patio, un milagro"