La otra cara de la tragedia del Rúa Mar: una causa secreta les investigaba por presunto tráfico de drogas