Momento en el que la Policía británica detiene al sospechoso del triple apuñalamiento en Manchester