La argucia más extrema de Amador para evitar la boda de Ongombo y Carlota