La Cuqui pone en su sitio a Mrs Fine: la vieja le dice una impertinencia de las suyas