Lidia, a Fernando: “¿Cómo has podido cargar con la culpa?”