El camión más diabólico del mercado que va a estar en el Rally Dakar y es capaz de hacer ‘drift’ como si fuera un coche