Una experiencia para recordar: probamos los nuevos Hankook Ventus en una carretera cerrada en Eslovenia