Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Tres kilos menos y en plena forma: la transformación física de Laura Matamoros en tiempo récord

  • La ganadora de 'GH VIP' ha experimentado una gran transformación física

  • En dos meses, la hija de Kiko Matamoros ha perdido tres kilos y ha recuperado sus abdominales

  • Laura Matamoros dio a luz a su segundo hijo en diciembre

Laura Matamoros se está tomando muy en serio su recuperación postparto. La que fuera ganadora de 'Gran Hermano VIP' ha experimentado una gran transformación física en tiempo récord. Después de dar a luz a su segundo hijo, la hija de Kiko Matamoros ha adoptado una rutina de vida saludable de lo más disciplinada basada en una alimentación equilibrada y en un durísimo entrenamiento diario. Un estilo de vida con el que ya ha conseguido perder tres kilos en dos meses y recuperar su escultural figura.

Tan solo han pasado cuatro meses del nacimiento de su hijo y Laura Matamoros ya puede presumir de tener la misma silueta que antes del embarazo. Eso sí, su recuperación postparto no ha sido nada fácil. Para obtener estos espectaculares resultados la hija del colaborador de 'Sálvame' y actual concursante de 'Supervivientes' se ha sometido a una intensa rutina de deporte y ha elaborado de la mano de nutricionistas y expertos en la materia una dieta cuidada al milímetro.

Dos meses después de iniciar esta nueva vida de hábitos saludables, la que fuera ganadora de 'GH VIP' ya ha obtenido resultados de los que se siente muy orgullosa. Además de recuperar su forma física (pues durante el embarazo y en el postparto tuvo que reducir considerablemente sus rutinas deportivas) la hija de Kiko Matamoros también está llevando un control minucioso de su peso.

Ya no solo por el número que refleja en la báscula (que en dos meses ha bajado tres kilos, de 63,5 a 60,5), sino para evaluar un buen rango de indicadores que determinan el estado físico en el que se encuentra: desde la cantidad de grasa que tiene en el cuerpo, el porcentaje de su peso que se corresponde al músculo, su edad metabólica o su índice de masa muscular, que ha bajado de 22.0 a 20.9).

Tal y como presume Laura Matamoros en su perfil oficial de Instagram, todos estos datos han mejorado respecto al análisis al que se sometió el pasado mes de marzo, cuando tomó la importante decisión de iniciar este plan con el que pretendía recuperar su figura y alcanzar un buen estado físico. Algo que, a tenor de los resultados obtenidos en su última visita al endocrino, ya ha conseguido con creces. "Poco a poco vamos llegando, ya no queda nada", ha presumido la joven en sus redes.

Eso sí, estos avances no son excusa para rebajar la intensidad de sus rutinas. Es más, Laura Matamoros ha seguido machacándose en el gym. Y es que la hija de Kiko Matamoros no perdona un día sin entrenar. Además, tal es su compromiso, que la sobrina de Mar Flores ha decidido completar sus entrenamientos apuntándose a clases de baile, donde la podemos ver dándolo todo al ritmo de su música urbana favorita.

Lo cierto es que en estos meses (que han sido prácticamente tiempo récord) Laura Matamoros ha experimentado una espectacular transformación física. Después de bajar tres kilos y volver a ponerse en forma gracias al gimnasio y las clases de baile, la ganadora de 'Gran Hermano VIP' ya presume de abdominales y de un físico escultural que luce con ceñidos conjuntos deportivos.