Papá, futbolista e irreconocible: El nuevo Christian Blanch, expretendiente de Steisy