Arkano se atreve a jugar con las palabras y animales de peluche