Aurora gana la batalla al cronómetro y arrebata a Fran la silla naranja