El lado más tierno de Eva Isanta después de Got Talent, consolando a su “marido” Cucko y otros perdedores