La audiencia, dividida por la historia de Karmele Marchante y Diego Soto