Belén Esteban, "más feliz que una perdiz"