Carlota Corredera defiende la profesión de paparazzi y habla de su robado