Rosa Benito, al ver el arnés a 6 metros: “Está más alto que el helicóptero del que me tiré”