El bombazo que Patiño jamás hubiese pensado que diría...