Los nervios juegan una mala pasada a Belén Esteban y a Jorge Javier le encanta