Víctor Janeiro y Beatriz Trapote podrían atravesar una fuerte crisis