Paz Guerra defiende a su hijo, se sincera y se rompe hablando de la infancia de Alejandro