La alineación más disparatada salta al estadio 'Limón y naranja'