Anabel se rompe en su autoentrevista