El plató de 'Sálvame' se convierte en escenario de una sorprendente y original pedida de mano: "¿Te quieres casar conmigo?"