Los colaboradores de 'Sálvame', pillados: de las cáscaras a los chicles bajo el sofá