El pasado siempre vuelve: Kiko Hernández nos enseña cómo era Francisco en el pasado