“Irresponsable”, “irascible “y “polémico”: Así definen a Francisco varias personas que han trabajado con él