La agridulce Nochevieja de Gustavo González: “Llevo triste un tiempo”