Kiko Rivera ya ha hablado con su hermana y han quedado para resolver sus problemas: "Estoy sufriendo, siempre ha sido la niña de mis ojos y ya no aguanto más"