Lydia Lozano, tras un enfrentamiento con Rafa Mora, se relaja en una camilla