Teresa Campos, consciente y estable tras ser ingresada con un diagnóstico de isquemia cerebral