Entramos en el 'nidito de amor' de Marta Riesco y Antonio David Flores: del precio a la decoración del dormitorio