Paz Padilla, muy emocionada, recibe por sorpresa la llamada de su madre Lola: "¡Mi niña que va a dar las uvas!"