A Raquel Bollo se le acaba la paciencia con las informaciones que apuntan a que su reloj es robado: "¡Se acabó ya la tontería!"