Las justicieras también se dedican a... ¡Los secuestros con rehenes!