El cuerpo sin vida de Álex Lequio llega al tanatorio madrileño de La Paz