El pasado de Alexia Rivas sale a la luz a través de una cinta confidencial que llevaba tres años escondida