El single de Amaia, en entredicho: inspiración o plagio