El público recibe a Enrique Ponce entre abucheos en su vuelta a los ruedos: "¡Viva Paloma Cuevas!"