Yurena, destrozada por el delicado estado de salud de su madre