Francisco amanece repleto de picaduras enormes