Los concursantes se unifican y evacuan las playas frenéticos: "Todo lo que no cojáis se queda aquí"