La jugada 'maradoniana' de Isak que dejó a la defensa eslovaca en cuadro: solo le faltó marcar