Portugal vence a Hungría en ocho minutos y Cristiano se convierte en el máximo goleador de las Eurocopas (0-3)