Vaclíck fue el héroe de la República Checa con sus paradas milagrosas ante Escocia