Intentamos contar todas las veces que Dulce ha dicho ‘mi niña’ y casi nos estalla la cabeza