Lydia Lozano dijo adiós a sus mechas en 2003 y se tiñó de azul: "Pareces Aramís Fuster"