Santi Rodríguez representa un monólogo sobre el infarto que sufrió: “Tuve riesgo de irme al otro mundo”